sábado, 2 de diciembre de 2017

reflexologia

 





Loa pies nos sostienen, nos transportan, con ellos practicamos deporte e intentamos que luzcan bien con determinados calzados. Los pies. Nuestros pies. Los grandes olvidados. En muchas ocasiones los cuidamos menos de lo que deberíamos. Por ejemplo ¿Cuántas veces hidratamos nuestras manos? ¿Cuántas veces hidratamos nuestro rostro? Y ¿nuestros pies? Cuando no los castigamos con determinados tipos de zapatos o calzado. Sin embargo nuestros pies dicen mucho de nosotros y tienen que ver también con nuestra salud. Hoy centramos nuestra atención en los pies y lo hacemos con la reflexología podal. Nuestros pies pueden ser prevención y tratamiento de diversas patologías y trastornos. Por ello, vamos a hablar de siete curiosidades y puntos importantes que no todo el mundo sabe: 



El origen de la reflexología podal no es del Siglo XX o del Siglo XXI sino que se remonta miles de años. Diversas culturas utilizaban ya los pies como vía de arranque del tratamiento de diferentes patologías. Por ejemplo los egipcios donde hay papiros de estos tratamientos.

La cultura Cherokees en Estados Unidos, la cultura Maya o la Inca también se fijaban en los pies aunque es la cultura China donde adquiere su mayor desarrollo. Ya en pleno Siglo XX el estadounidense William Fitzgerald fue el impulsor de la reflexología actual. Se estableció que el cuerpo humano se halla atravesado en sentido longitudinal por diez meridianos y cinco en cada mitad del cuerpo. 

Nuestros pies están conectados con todas las áreas y órganos de nuestro cuerpo a través de más de 7.200 terminaciones nerviosas que se concentran en nuestros pies.

La reflexología se basa en que en el pie está representado de forma esquemática todo el cuerpo. Otro de sus principios es la utilización benéfica de los reflejos que producen los masajes en los pies. Y dependiendo de la zona del pie que el terapeuta estimule o trate, los beneficios irán a un órgano o zona del cuerpo a través de esos canales nerviosos y energéticos.

En reflexología se afirma que ciertos puntos de los pies se vuelven más sensibles cuando existe alguna problemática de salud en otro punto del cuerpo. Incluso el aumento del dolor en ciertos puntos de los pies indicaría la presencia de la dolencia. Los masajes en esas áreas del pie conectadas con la zona afectada, a través de la estimulación, ayuda a aliviar los síntomas del problema original y prevenir otros síntomas. Además, el masaje en los pies contribuye a una sensación de relax, tranquilidad y anti estrés. 


La reflexología es relajante, alivia el estrés y activa y mejora la circulación sanguínea. Sirve para tratar y prevenir trastornos, enfermedades y situaciones provocadas por el estrés y la tensión diaria. Siempre complementado con otros tratamientos médicos y no sustituyéndolos. Entre los trastornos y beneficios a tratar por la reflexología se encuentran los problemas relacionados con el sueño y las migrañas. También activa el sistema inmunológico, tiene impacto beneficioso ante problemáticas como la tensión arterial alta o el colesterol. Encontraremos beneficios sobre problemas como la depresión, así como contribuye a reducir el dolor y el estrés. También se utiliza para mejorar la situación de postoperatorio, tanto por la estimulación de las zonas reflejas linfáticas, como a nivel de la zona operada y a nivel emocional. Por supuesto que la reflexología mejora los problemas de espalda y contracturas, dolores reumáticos, lumbalgias, fibromialgias…. 





La reflexología podal, con cualquier otra terapia, no es milagrosa, pero sí que hay ciertas dolencias que se notan desde la primera sesión. Por ejemplo, en algunos dolores agudos, como el dolor menstrual, o problemas digestivos, veremos como desaparece por completo la molestia. No obstante, lo normal es que se necesiten varias sesiones para tratar cualquier problema, máxime cuando es algo crónico o que nos lleva molestando cierto tiempo. Por eso siempre recomendamos que le cuentes a nuestro reflexólogo o terapeuta qué te preocupa antes de cada sesión, para poder centrar el tratamiento y ver aproximadamente cuantas sesiones van a ser necesarias. Esta estimación será inicial, ya que cada persona y cada dolencia tiene un proceso distinto y es muy difícil dar un dato exacto. No obstante, es la misma persona la que irá notando mejoría. 

Las sesiones oscilan entre 40 y 55 minutos. Se recomienda que el estímulo o reflejo en cada pie o área no supere los 20 o 25 minutos pero depende de cada persona. Y para comenzar es positiva una frecuencia de una sesión por semana. Hay personas que quieren probar la reflexología en menos tiempo. Debemos informar, de que es imposible, ya que solo el masaje de preparación y calentamiento dura unos 10 minutos por pie. Eso quiere decir que los masajes de menor duración serán masajes relajantes de pies, pero nunca una reflexología podal. 


También es que recomendable una o dos horas de reposo tras la sesión. Normalmente no se suelen tener reacciones adversas después de las sesiones, pero hay personas a las que la sesión de reflexología activa la sed o el sistema urinario, al aumentar la eliminación de tóxinas. 

Es importante informar al profesional si acabamos de atravesar un proceso de fiebre, si tenemos diabetes o alguna situación coronaria como un marca pasos o hemos sufrido angina de pecho porque en esos casos puede haber contra-indicaciones. También en el caso de embarazo es muy importante no realizar este masaje ya que hay puntos que pueden provocar el aborto. 

La reflexología podal es un tratamiento positivo para prevenir y mejorar determinados trastornos y patologías. Y siempre será un tratamiento beneficios para rebajar nuestros índices de estrés y aumentar nuestro bienestar.


imagen





Resultado de imagen para walter riso

sábado, 28 de octubre de 2017

Hongos o Kefir de agua



Cómo Preparar y Cuidar Hongos Tibetanos o Tíbicos

Con esta completa guía inicial aprenderás a cultivar, criar y mantener tus hongos tibetanos, también llamados tíbicos, búlgaros de agua o kéfir de agua, dependiendo de donde vivas y como sean mayormente conocidos en tu zona. Así pues, dejemos primero en claro, que cualquiera de estos nombres es para lo mismo, los hongos chinos del Tíbet.

En este tutorial enseñaremos a hacer la receta de preparación con todos sus variantes, para que puedas tu mismo evaluar cual son las mejores alternativas de cultivo, dependiendo de el uso que le darás.




                                  



ORÍGENES E HISTORIA

El origen de los tíbicos como producto medicinal ancestral se basa a través de los conocimientos de los Monjes del Tíbet.


El descubrimiento de estos hongos provienen de una maravillosa leyenda del siglo XII, esta dice que un día cuando los monjes estaban en el bosque recolectando frutos para alimentarse, vieron a un oso agonizante, el cual estaba frotándose y comiendo una mucosidad proveniente de la orilla de un árbol. Lo que más les llamó la atención es que luego de unos días vieron que el oso había mejorado como por efecto de un milagro. A causa de esto, los monjes investigaron este producto de la naturaleza, detectando que este probiótico se cultivaba y desarrollaba con humedad y formas de azúcar encontrada a través de vegetales y frutos. El uso de esta bacteria se utiliza hasta nuestros días para mejorar enfermedades de monjes y gente de los pueblos de todo Asia que utilizan la medicina tradicional del oriente.

Otros antecedentes más actuales también denominan estos hongos como descubiertos en el Cáucaso y Bulgaria en el caso de Europa, Japón en contraposición al origen Chino e incluso México como denominación de origen en el continente Americano.


USOS, BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Entre los múltiples beneficios de los hongos tibetanos a la salud podemos encontrar la capacidad de aliviar y mejorar varios sistemas de nuestro organismo, desde músculos y articulaciones hasta el sistema endocrino. Entre sus beneficios podemos encontrar alivio y/o mejora para cefaleas, infecciones estomacales, infecciones urinarias, artritis, reducción de peso, diabetes, además de ayudar a aliviar molestias del estomago, problemas de cansancio, estrés, ansiedad y crisis de pánico. 

CULTIVO Y PREPARACIÓN

preparación para cultivar hongos tibetanos es más sencilla de lo que se cree, sin embargo debes estar muy atento al paso a paso para así no cometer errores y no alterar las propiedades curativas de estas bacterias.


INGREDIENTES

Hongos Tibetanos (con una cucharada que te obsequien es suficiente)
Frasco de Vidrio de por lo menos medio litro
Cuchara de Madera o Plástico
Colador de Plástico
Gasa Esterilizada o Film Plástico
Agua Filtrada, Purificada, Mineral o Embotellada
Chancaca o Panela (También llamada piloncillo, raspadura, rapadura, atado dulce, panetela)

PREPARACIÓN

El proceso de preparación de los hongos tibetanos es muy sencillo. Primero tomaremos los hongos que hemos obtenido y los lavaremos bien utilizando agua filtrada, purificada, mineral o embotellada. Si es que no puedes obtener ninguna de estas, hierve agua potable del grifo, deja enfriar y luego lavas bien los hongos.

Por otro lado, toma la panela o chancaca y corta unos cuantos trozos de tamaño medio. Estos debes agregarlos al frasco de vidrio que elegiste. La porción perfecta de panela que debemos utilizar es de un tercio del tamaño del frasco (si usas más o menos pueden morir las bacterias de los tíbicos). Se recomienda 70 gr

Ahora agrega al frasco los hongos chinos, utilizando una cuchara de madera o de plástico. Nunca uses cuchara de metal (aluminio, acero, etcétera), pues contaminan y dañan los tíbicos.

Rellena el frasco con agua purificada. Nunca agregues agua potable directamente, pues esta agua es muy pesada y rica en minerales que son dañinos para el cultivo de los hongos tibetanos.

Para finalizar, tapa el frasco de vidrio con una gasa estéril o con un film plástico. Si utilizas film plástico debes hacer unos cuantos orificios, para que los hongos puedas recibir oxigeno, que es fundamental para su desarrollo.

Deja el envase guardado unas 24 horas, en un ambiente fresco y cerrado, de temperatura ambiente.
Una vez pasadas las 24 horas, está listo el líquido para ser utilizado. Para esto debes utilizar un colador de plástico (recuerda, nada de metal) y colar el líquido de los tíbicos o búlgaros de agua.

El líquido obtenido es lo que debes consumir, comenzando en ayunas y también después del almuerzo. Puedes acompañar el líquido con un poco de jugo o pulpa de frutas, jugo de limón o agregar un poco más de agua purificada.

Una colado el líquido, debes volver a repetir el procedimiento, es decir, lavar los hongos nuevamente, agregar panela, el agua purificada y tapar con film plástico o gasa para después dejar guardado 24 horas.

INFOGRAFÍA

Si no te quedo muy claro el proceso, las propiedades y las recomendaciones que te dejamos, puedes revisar está útil infografía de la preparación de los hongos tibetanos.

                              

DATOS ADICIONALES

Recuerda nunca utilizar materiales de metal en la preparación de los hongos tibetanos, aunque sea acero inoxidable o aluminio, sólo utiliza vidrio, plástico o madera.

No olvides que a medida que los hongos van creciendo debes también ir aumentando la cantidad de  panela.

También puedes alimentar los hongos con trozos de frutas altas en fructosa (por ejemplo manzanas, uvas peladas, higos, sandía, rodajas de limon) combinada siempre con un trocito de panela, así la calidad del líquido no se pierde y la fuente de azúcar que va para tu organismo será aun mejor.

Cuando ya acumules muchos puedes ir repartiendo en más frasco y también regalar a otras personas que deseen.

Si decides dejar de consumirlos por un tiempo y quieres guardarlos, puedes congelarlos. Para eso los lavas muy bien, luego los colocas en un recipiente plástico con tapa y lo pones en el congelador.

(Alguien por favor que corriga si se pueden congelar,  me han dicho que no)

Muy Importante: Si esta medicina natural te ha servido no olvides compartir el dato con otras personas, regala hongos, no los vendas, es la mejor manera de agradecer por este maravilloso producto de la naturaleza.

También los hay de leche y tienen las mismas propiedades de curacion......


Nota: No es recomendable lavarlos todos los días, e igualmente el envase donde se crían recomiendan también lavarlos una vez a la semana, cualquier información adicional agradezco poner en los comentarios.




Mercedes

kefir de Agua

https://lookaside.fbsbx.com/file/Kefir%20de%20Agua-1d.pdf?token=AWze6Qr2u4DrfbV-voMbUSCRvyhE1rqKG2wB521dzT2VzksaW2gyd3VnEwcEoSrtDnohmiresvnRfgr0_tHiMaW_KzCTNt8zNBFEu7TVu4gEVFTDXUmlTfXQ9XDuu5eVjBr9YZy_ax3r-Iftrv2Lwseb

Tomado de: Carmen Rodriguez
 
                              Resultado de imagen para kefir de agua