lunes, 4 de septiembre de 2017

TERAPIA DEL MIEDO




El Miedo:


Es un enemigo silencioso que impide que vivamos con alegría, sin prisas, urgencias ni remordimientos. El miedo nos bloquea para expresar nuestro potencial creativo y nuestra capacidad de expansión. El miedo nos frena y nos hace "llegar tarde" a las oportunidades, a veces ni siquiera nos deja llegar. El miedo nos aleja de la alegría, la felicidad y la auto-confianza.

Los miedos son una prisión, la causa básica de nuestro fraccionamiento y motivo de las neurosis que se han apoderado de nuestra sociedad.

Si algún miedo en especial te paraliza y deseas liberarte de él, es preciso que reconozcas que:

CADA CRISIS ES TU OPORTUNIDAD QUE LA EXISTENCIA TE ESTÁ DANDO.

HAZTE RESPONSABLES POR TU PRESENTE Y, A PARTIR DE AHORA, NO CREES MAS SUFRIMIENTOS INNECESARIOS RECONOCE DÓNDE ESTÁ TU INSEGURIDAD ABRE TU CORAZÓN Y DESPLIEGA TUS ALAS, TOMA RIESGOS, ROMPE EL JUEGO SUELTA TU DOLOR, SUFRIMIENTOS Y DESENGAÑOS ACUMULADOS. DÉJALOS EN EL PASADO QUE NO TE CUENTEN LA VIDA...¡VÍVELA!

RECONOCE QUE ERES ESPECIAL Y HAZ DESTACAR TUS HABILIDADES.


A veces cuando no logramos algo tan deseado es porque en el fondo, de manera inconsciente o subconsciente, tenemos miedos que nos bloquean y nos lo impiden.


Hoy quiero sugerirte la práctica de la "quema de tus miedos".


*PRÁCTICA DE QUEMA DE LOS MIEDOS*

*Durante 21 días consecutivos*

Consiste en destinar unos minutos de cada día a hacer planas o líneas, focalizando el tema de los miedos y quemándolos.


Necesitas:


- Papel blanco (puede ser tamaño carta u oficio)


- Lápiz de grafito o porta-minas (no tinta)


- Un envase grande para quemar el papel una vez finalizado cada ejercicio


(puede ser una lata, por ejemplo)


- Fósforos (cerillas) o encendedor


Procedimiento:


Con tu papel y lápiz escribe en letra clara y pensando muy bien cada palabra


Yo........(pones tu nombre)....... libero mi miedo a ........... (y completa la frase con la primera idea que venga a tu mente)


Sigue escribiendo línea por línea


Yo........(pones tu nombre)....... libero mi miedo a ........... cada vez lo que vaya surgiendo.

Deja que surjan las ideas espontáneamente.
Cada línea una idea.

Puedes repetir si viene la misma idea a tu cabeza, o quizá surja una nueva idea.

Lo importante es que escribas lo que te venga sin pensar, sin juzgar, sin censurarte nada ni racionalizar. Incluso, aunque no te parezca cierto, escribe lo primero que pienses.


De este modo estarán saliendo a la superficie miedos inconscientes que son la causa de muchos bloqueos en tu vida.

No te detengas. Haz las líneas sin interrupción hasta llenar la hoja. Si sientes la necesidad de escribir por el reverso, hazlo.

Cuando hayas terminado de hacer las líneas, quema la hoja dentro del envase metálico. Que no quede papel sin quemar. Luego bota las cenizas sin derramarlas (puedes usar una bolsita plástica para ello).


Esta práctica diaria por *21 días continuos*, te ayudará a liberarte de tus miedos.

Si transcurre un día sin poder hacer la práctica de la "quema de los miedos", deberás comenzar de nuevo, desde el día 1.

Espero que, como a muchos, te sea útil.




7 maneras de limpiar tu mente de pensamientos negativos


El pensamiento negativo puede llegar a convertirse en un hábito peligroso. Los pensamientos se hunden en la mente y permanecen allí hasta que tomas medidas para deshacerte de ellos.


Cuando empiezas a pensar negativamente, puede ser tentador tratar de obligar a esos pensamientos a salir de tu cabeza. Intentar que desaparezcan y expulsarlos para siempre.

Pero este enfoque a menudo resulta contraproducente.


Luchar contra esos pensamientos negativos en realidad puede reforzar ese patrón de pensamiento empeorando las cosas. Cuanto más se intenta no pensar en algo, más se termina pensando en ello.



Para deshacerse de los pensamientos negativos es necesario intentar un enfoque diferente, algo que te ayude a despejar la mente de una vez por todas. Aquí hay siete maneras de limpiar tu mente de pensamientos negativos.

1. Cambia el lenguaje corporal


Toma un momento para observar tu lenguaje corporal. ¿Estás encorvado o con una postura cerrada?¿Frunces el ceño? Si es así serás más propenso a pensar negativamente. Un lenguaje corporal inadecuado puede bajar tu autoestima y conducirte a una falta de confianza. En ese estado emocional, es natural empezar a tener malos pensamientos.


Para sentirte seguro debes abrir tu postura y sonreír más. Corrige tu lenguaje corporal y te sentirás mucho mejor. Podría ser justo lo que necesitas para borrar esos pensamientos negativos.


2. Habla sobre el tema

A veces el pensamiento negativo aparece porque existen problemas o emociones que necesitas comunicar. No es bueno guardarse las cosas para sí mismo. Si hay algo que necesita ser hablado debes hacerlo. Poner los pensamientos en palabras les da forma y los hace visibles, y eso te ayudará a poner los problemas en perspectiva para que puedas ocuparte de ellos de un modo más eficaz.

3. Intenta vaciar tu mente durante un minuto


Cuando tu mente está corriendo a mil por hora puede ser difícil mantener la calma. De este modo es más complicado controlar los pensamientos, en especial los negativos.

Un minuto de calma a menudo es suficiente. Puede ser muy útil la meditación, y debes pensar en ello como un reinicio. Una vez que la mente está vacía, se puede llenar con algo más positivo.

4. Cambia el foco de tus pensamientos


A veces el pensamiento negativo es el resultado de una mala perspectiva. Echa un vistazo al punto de vista que tomas ante las cosas que suceden a tu alrededor. Por ejemplo, en lugar de pensar: “Estoy pasando por un momento difícil y estoy teniendo problemas”, puedes pensar: “Creo que estoy enfrentando algunos desafíos, pero estoy trabajando en la búsqueda de soluciones”.


Básicamente, te estás diciendo lo mismo, salvo que la segunda forma tiene un punto de vista más positivo. A menudo ese pequeño cambio de foco puede suponer una gran diferencia en tus patrones de pensamiento.


5. Se creativo

Cuando los pensamientos negativos vienen resulta muy útil encontrar una salida creativa para esos pensamientos. Escribe las cosas. Dibuja o pinta algo.

Explorar las emociones a través de la creatividad actúa como auto-terapia y elevará tu estado de ánimo. La creatividad puede sentirse como una liberación. Cuando procesas tus emociones a través de una forma de arte o creatividad, estás rompiendo la dinámica habitual de tus pensamientos y te será más fácil entenderlos y controlarlos.

6. Da un paseo


Debido a que los pensamientos residen en la mente es fácil asumir que es ahí donde se forman. Pero eso es sólo parcialmente cierto.

A veces nuestros pensamientos son producto de nuestro entorno. Por ejemplo si estás rodeado de gente negativa es probable que comiences a pensar también en forma negativa.


Alejarte de este ambiente negativo puede ayudar de manera considerable. Dar un corto paseo con la cabeza en alguna parte como un parque o un museo puede ser suficiente. O también recordar momentos  que fueron placenteros.. El tiempo que pasas lejos de las influencias negativas te aportarán un espacio necesario de tranquilidad.

7. Enumera todo aquello que vale la pena en tu vida


¿Ha olvidado todas las cosas buenas que te rodean? A veces, en la rutina diaria, perdemos el enfoque sobre las cosas razonablemente buenas que están presentes en nuestras vidas. Debes entrenar a tu mente para que vuelva a concentrarse en todo lo bueno que sucede a tu alrededor.


Enumera cada una de las cosas por las que debes estar agradecido, no importa lo pequeñas que parezcan ser. No des nada por hecho en este aspecto. A veces las cosas buenas de nuestras vidas están justo en frente de nuestras caras y aún así no alcanzamos a verlas. Deja de estar ciego ante todas las cosas positivas que ya tienes.


Como despejar la Mente y transformar el Estrés y los malos Pensamientos


Existen un buen número de técnicas que ayudan a despejar la mente y a convertir el estrés negativo en una fuerza positiva para el cambio, limpiando tu mente de esos pensamientos intrusivos que te impiden llevar una vida plena.





                         Resultado de imagen para vencer los miedos




































































































jueves, 24 de agosto de 2017

Mi casa ya no existe






Somos muchos los que por diferentes motivos un día decidimos dejar nuestra casa, familia, amigos y amor para irnos a otra tierra a empezar de nuevo.

Sin ventajas, sin enchufes, sin apoyo, sólo con la maleta llena de trapos inadecuados para el invierno, ilusiones, un título enrolladito (que sigue enrolladito y sin homologar). Un bolsillo escaso del dinero reunido durante el proceso de indecisión, y por si acaso, con las groserías bien aprendidas en todos los idiomas posibles, para por lo menos saber cuándo nos estaban insultando.

Muchos quisimos tirar la toalla más de una vez y mandar a donde se merecía al ignorante de turno, agarrar el primer avión cuando no teníamos cerca a nadie que nos hiciera un caldo de pollo para pasar la gripe. Muchos gastamos todo lo que nos sobraba del sueldo en tarjetas, cibercafés, estampillas, y cuanto medio nos permitiera seguir en contacto con los que se quedaron en casa o con los otros que estaban desparramados por el mundo.

Muchos tuvimos que auto-cantarnos el feliz cumpleaños, cuando la realidad es que desde que somos padres festejamos nuestro cumpleaños, cenar solos en Navidad, trabajar en Año Nuevo para que el trago fuera menos amargo. Muchos nos perdimos los momentos importantes en la vida de nuestros seres queridos, no sólo la cotidianidad, sino esos momentos memorables. Somos los eternos ausentes en las bodas, nacimientos, graduaciones, incluso de los funerales . Nuestro amor, dolor, llanto, melancolía, es como el valor en el servicio militar, se presupone. Nos hemos convertido en facebook-twitter-skype-whatsapp- dependientes, y eso después de haber superado la era de la icq-messenger-postalelectrónica-fax-dependencia.

Hemos hecho nuevos amigos, formado una familia o hemos sido adoptados por la de otros. Nos hemos acostumbrado al frío o al calor, a que por estos lugares nadie hace cola para usar el transporte público, a caminar sin aferrar la cartera como si se tratara de la vida, a usar los hospitales públicos, a no dejar la luz encendida, a abrir las ventanas antes que encender el aire acondicionado, a dejar las frutas tropicales para los momentos especiales y atiborrarnos de fresas grandotas que sólo comíamos en la temporada de verano. Hemos aprendido a cruzar la calle por donde se debe, conducir como se debe, bajar y subir por donde se debe, a sentarnos en el autobús o ir apretados pero nunca colgando en la puerta, al silencio, a los parques con los columpios puestos, a la basura en los basureros, a la radio maaaaaaala y sin humor, al acento de Los Simpson, a cargar muchas moneditas en el bolsillo y reírnos solos pensando que rompimos el cochinito. Hemos aprendido a explicarle al carnicero cuál es el corte de carne que queremos para hacernos una comida.Se nos ha hecho un nudo en la garganta cuando al caminar por una calle lejana un artista callejero tocó y entonó una llanerita.Hemos sido hormiguitas ahorradoras para organizarnos unas vacaciones en nuestra casa.

Nosotros no somos millonarios porque ganemos en dólares, euros o libras, no somos extranjeros porque tengamos doble nacionalidad, no somos sudacas, ni latinos. Somos un montón de gente que se ha jugado… y puso lo que tenía que poner, tanto como en nuestro propio país, pero con las oportunidades que allí no nos jugaban a favor. Nosotros somos testigos del cambio, porque para poder ver la totalidad de las cosas, hay que tomar distancia. Somos unos nostálgicos permanentes que añoramos el lugar donde nacimos y crecimos, pero el que era cuando nos fuimos… no el de ahora y que ya no reconocemos. Nosotros somos esos con amigos en todo el mundo, somos de esos que entendieron que las fronteras solo vienen en los mapas dibujadas, que siempre tenemos visita en casa, que enviamos cosas y pedimos encargos, esos mismos que sufrimos paranoias nocturnas preguntándonos si nuestros seres queridos están en casa sanos y salvos y que aunque estemos pasando un mal momento siempre le decimos a nuestras madres que “estamos bien”. Somos de esos que cuando el telefono suena de madrugada ya contestamos casi llorando, algo nos perdimos. Nosotros somos los que hacemos reír a nuestros nuevos amigos, los que les decimos que tienen que conocer el mejor país del mundo… pero que por favor, no vayan solos.


No lo escribí, se lo robe a wileima que se lo robo a alguien que se lo robo. Jajaja a un alguien que también se lo robo  jajajaja

pero gracias por identificar aquí a miles de personas bendiciones para ese anónimo.....
   
          Resultado de imagen para estar lejo de nuestra familias


jueves, 27 de julio de 2017

un abrazo de despedida









La escultura que van a ver en el video fue erigida en Batumi, Georgia.

Su autora, la escultora Tamara Kvesitadze, se inspiró en la novela "Alí and Nino" para hacer dos enormes esculturas de acero que miden 8 metros.

 Se instalaron en 2010 y simbolizan una trágica historia de amor que nunca pudo ser realidad, dado que él falleció defendiendo a su país de la invasión soviética.

Alí era un joven musulmán y Nino una princesa cristiana georgiana. Se dice que fueron a despedirse con un abrazo en la bahía donde se encuentra el monumento.



Todos los días a las 7 de la tarde se juntan ambas figuras simbolizando ese abrazo, y sólo queda ella.



 
   

martes, 27 de junio de 2017

Muerte de las mascotas



Quizás uno de los dolores más incomprendidos por la sociedad es el que nos produce la muerte de un compañero animal. Normalmente no se nos da el apoyo, la comprensión o el espacio para procesar este duelo, para sanar la pérdida de quien en vida hubiera sido, quizás, nuestra única fuente de amor incondicional.

Sí: el perro, gato, que nos acompañaba en aparente silencio es para mucha gente la única fuente de un amor que no pide nada a cambio, de un compañero que nos conoce y no nos juzga. Por ello. cuando se van el vacío es tan importante… a veces más fuerte y doloroso que cuando se va otro miembro de nuestra misma especie.

Los animales son en muchos sentidos parecidos a los humanos. Sienten, piensan, imaginan, desean, gozan, sufren, tienen su carácter personal, dones, virtudes y limitaciones individuales, etc. Igual que nosotros, son una mezcla de cuerpo físico y espíritu. De hecho, la palabra ANIMAL viene de ánima (latín), que significa principio de vida, aire-suspiro, alma. Y al igual que nosotros cuando fallecen, su esencia asciende a planos sutiles de existencia.

he encontrado este escrito y en estos momentos me pareció importante para mi plasmarlo aquí en mi blog, ya que me ayuda en parte a llevar este dolor que siento por la perdida de mi gata la cual se fue producto de un arrollamiento. Este es un escrito de una persona que da charlas sobre estos temas, aquí va:

"Para mí contactar con un animal telepáticamente mientras está en su cuerpo físico o cuando ya ha trascendido es una experiencia muy similar. Ese Ser sigue estando ahí, consciente de sí mismo, pero está ahora en un espacio sutil nuevo y con su viaje ha ganado un nuevo aprendizaje. De hecho, muchas veces recuperan una conciencia más amplia del sentido de su vida en la Tierra y del sentido de su existencia como alma una vez que han trascendido."
¿Cómo es para los animales la muerte?

En mi experiencia, para los animales la muerte es un proceso natural. Si bien pueden reaccionar de formas distintas según su historia, conciencia y características particulares, trascender no les implica el sufrimiento emocional, resistencia a dejar su cuerpo, dudas a lo desconocido, miedo al infierno ni otras ideas y miedos como puede serlo para los humanos.

Hay elementos de apego a su familia o a su cuerpo, pero están mucho más listos que nosotros a desprenderse de todo ello. Esto es así en gran medida porque los animales no pierden la conexión con su esencia a lo largo de su vida. Tienen muchas cualidades y, entre otras, viven en el presente. Ellos sí saben quiénes son y tienen muy pocas preguntas pues no se pierden en conceptos y todo esto se refleja en el proceso de su muerte.

Sin embargo, sí puede haber dolor, apego o sufrimiento, especialmente si sus humanos no reaccionan en equilibrio frente a su muerte, ya sea con miedo, rechazo, apego o negación. Aquí es bueno recordar que amar a alguien no es lo mismo que depender o apegarse.

Muchas veces los animales deciden vivir largas y dolorosas enfermedades esperando que su humano madure y esté listo para dejarle ir. Puede ser que las personas mantengan al animal con vida obligándoles a pasar por muchos procedimientos médicos dolorosos, incluso frente a enfermedades incurables o con un cuerpo muy deteriorado porque el humano tiene mucho miedo a la muerte… o bien puede ocurrir justo lo opuesto: en vez de retenerles, deciden deshacerse del animal demasiado pronto, una eutanasia “urgente” porque en realidad el humano no puede tolerar su miedo a la decadencia, el dolor físico o a la muerte en sí (“No puedo verle sufrir”).

Para dejar ir a nuestros amigos animales hace falta distinguir la diferencia entre depender de alguien y amarle; así como reconocer nuestro propio miedo a la muerte. La agonía y muerte es el momento ideal de devolver lo que ellos nos dieron tanto en vida, amor incondicional: “porque te amo te dejo ir en libertad y confío en que seguirás tu camino aunque ya no pueda verte o sentirte”.

En gran medida nuestro miedo humano proviene de que no sabemos con certeza qué pasa cuando el alma sale del cuerpo. Esto nos hace desconfiados, nos hiere, todo parece muy injusto. Sin embargo, lo que los animales me han enseñado es que la muerte es parte de un largo proceso de la existencia en el que ocurre una transformación muy fuerte de un cuerpo físico a uno energético, aunque la conciencia sigue presente, recordando, conociendo, sintiendo. Es, en resumen, un cambio de perspectiva y una oportunidad para “hacer un corte de caja”, digerir lo vivido, integrarlo, sanar y seguir creciendo.
¿Qué pasa del otro lado del velo?

Cuando contacto animales una vez que ya han trascendido me encuentro con muchos escenarios distintos.

Algunos animales se han fundido con fuerzas y energías divinas, otros se encuentran en espacios de juego y nuevas aventuras disfrutando de un cuerpo astral maleable y divertido. Otros se encuentran en espacios de “reparación” e integración de las enseñanzas que vivieron en la Tierra; otros más pueden haber ya reencarnado en el cuerpo de otro animal, ya sea de su espacie o de otra distinta.

Y en el peor de los casos, me encuentro con animales que no han podido ascender por completo hacia planos luminosos de existencia, si no que están perdidos, desorientados en espacios grises u obscuros.

Esto último puede pasar por distintas razones. Una de ellas es cuando sus humanos no les dejan ir. Estos se sienten destrozados y les llaman mental o emocionalmente todo el tiempo, les piden consejo, perdón, compañía o que regresen. Los animales no se pueden ir así y sienten que han de permanecer “cerca”… están igualmente tristes.

En estos casos, cuando se ha hecho una sesión de comunicación telepática con el animal trascendido y el humano toma conciencia de la situación, puede cambiar su actitud y “soltar” a su amigo. Así el animal puede seguir su camino y ascender hacia planos más luminosos y vivir en paz su siguiente aventura.

En una de mis consultas, contacté a un perro -Lilo- quien había fallecido por un ahorcamiento accidental. Su humana, María, era afiliada a una organización de denuncia de maltrato a animales, y que este terrible accidente le hubiera ocurrido a su propio perro le parecía imperdonable, estaba llena de culpa. Con esta emoción mantenía a Lilo inmóvil en un plano más denso del que le correspondía.

Al contactarlo lo encontré ubicado en un plano opaco, continuamente mirando hacia abajo -hacia su humana María- y con dolor en su corazón. Me mostró que su partida le pareció violenta y súbita. Todavía no se explicaba bien a bien lo que había pasado y no era capaz de aceptarlo por completo (igual que María). En este primer contacto ni siquiera pude hablar con él pues estaba bloqueado, solo mostrando sus ganas de regresar. Lo sané y esperamos unos días para hacer una segunda consulta.

En la segunda consulta una parte de él estaba luminosa pero otra seguía todavía oscura y densa, conectada con la visión pesimista y dolida de María. Lilo me dijo en esta ocasión “María me atrae hacia ella con sus pensamientos y sus plegarias y ruegos… yo estoy bien y la amo muchísimo, pero me quiero ir…. Todos nuestros pensamientos llegan siempre a su destino-me explicó con imágenes y sensaciones- y los pensamientos tienen una carga magnética que en este caso me llega a mí. Cuando los pensamientos son emitidos desde una baja vibración pesan, y cuando son emitidos desde una perspectiva más alta entonces elevan… dile que el que yo quiera irme no es por falta de amor, es que al lugar a donde ahora voy, ella no puede alcanzarme porque su corazón no está listo para abrirse a tanta luz, amor y perfección, a perdonar y a aceptar mi accidente… un día estará lista…y volveremos a encontrarnos… “ (con estas palabras Lilo se despidió de María y ascendió definitivamente).

Un caso distinto ocurrió en el contacto de una perrita criolla, Lory. Me contactaron para ello dos hermanas, sus humanas, quienes la extrañaban enormemente. Lory había tenido cáncer en vida y se había marchado con una eutanasia. Ellas querían saber si de alguna manera el cáncer había sido responsabilidad de ellas. Al contactar a Lory la percibí en un espacio de mucha luz. Irradiaba amor dulzura y seguridad en sí misma. Se presentó ya sin su forma de perro, más bien como una ráfaga de luz que al comunicarse emitía un tono o música suave. Después de describirme el hermoso lugar en el que se encontraba hablamos sobre el cáncer.


- Lory, Las chicas me preguntan si los perros se enferman de cáncer por problemas emocionales… ¿es así?

- El cáncer es solo una forma de salida. Es la forma en que encontré para absorber y limpiar parte del ambiente que me rodeaba (pero sin culpas eeeehhh!!) y llevarme todo ello fue mi regalo para la familia. Es decir: la oscuridad –o falta de luz – se puede manifestar en el mundo físico de varias formas. Una (solo una) de ellas es el cáncer. Yo había cumplido mi misión, mi tiempo estaba terminado. No me costaba nada hacer esta última ayuda. Por otra parte, solo las últimas dos semanas fueron incómodas. Pero no sufrí demasiado. Me ayudaron a salir de mi cuerpo cuando el sufrimiento acababa solo de empezar, fue un muy buen momento para irme.

- Nos puedes decir Lori, si “¿es verdad que la enfermedad no puede subsistir en un cuerpo emocionalmente sano y feliz?”

- ¿Pero es que no ven que estamos todos interconectados? Que si hay alguien infeliz en la Tierra eso ha de ser sanado por todos? ¿creen que se puede ser completamente feliz en la Tierra para como están las cosas ahora? Quizás llegue un día en que así sea. Pero hay que ser realistas… hay mucho que limpiar “ahí abajo”, en la preciosa madre Tierra. Ahora la veo como una joya preciosa, y la amo más que nunca… pero también veo todo lo que queda por hacer con más claridad, y aunque no desfallezco al verlo, sé que es bastante.
¿Cómo es la muerte misma?


Vita, con leucemia viral felina, dos tumores y sida felino me había pedido que la esperase hasta una fecha específica para hacer la eutanasia, cerca de la luna llena. Ella tenía un carácter fuerte y definido, liderazgo, sabiduría y mucha determinación. Esta fecha de su partida ocurrió después de una semana de que había dejado de comer y 3 días después de que dejó de beber agua.

El proceso fue muy difícil para ambas, pero accedí a acompañarla hasta el final y hacer la eutanasia en el jardín de la casa, como ella había pedido. El último día fue extraordinario: me enseñó a verlo todo apreciando toda la belleza y lo extraordinario que es estar aquí. Lo vi todo de una manera sagrada, entre lágrimas y dolor en el corazón, con mucha gratitud…

Días después de su partida contacté con ella para que pudiera relatarme cómo había sido su muerte y cómo y dónde se encontraba.


- Mi proceso de muerte fue como una montaña rusa de la feria. En momentos es duro y en momentos es solo dejarse ir. Hasta que al final dejas de luchar. Hay una fuerza muy poderosa en acción durante la muerte. Todo ocurre por sí mismo. Yo percibí una gran escalera de luz: un faro y un portal que me arrastraban hacia arriba. Ya desde un par de días antes de salir de mi cuerpo sabía cómo iba a ser mi viaje, tenía imágenes muy rápidas de ello. En realidad no tuve miedo. Sentí confianza y el que tu me permitieras quedarme hasta el momento que te lo pedí facilitó mucho las cosas. Fue un tiempo necesario para hacer las maletas, para saber qué pasaría del otro lado del velo, para arreglar cosas pendientes. Todo estuvo bien. El Doctor que vino a casa a hacer la eutanasia fue amable y respetuoso. Me gustó irme en el jardín…. Adoro los insectos y las plantas de la Tierra, y para mi fue como un postre poder partir desde ahí.

- Y después de que saliste de tu cuerpo, ¿qué pasó?

- Me elevé… me pareció mucho tiempo o quizás estuve inconsciente, como adormilada en un abrazo de luz dorada rosada muy muy amorosa. Y luego, poco a poco empecé a despertar en este lugar, en el que estoy ahora. Se fueron presentando amigos y guías que habitan aquí, y ahora formamos una especie de grupo de trabajo. Me gusta lo que hago, es divertido, mi cuerpo energético es hermoso, mucho más flexible, y no siento ningún dolor o pesar.

- ¿Sufriste mucho esa semana sin comer o beber agua antes de la muerte?

- Creo que hubiera sido una partida muy confusa si la eutanasia hubiese sido antes, y creo que me hubiese ido quizás demasiado cansada, agotada, si hubiese sido después. Así que siento que fue perfecto.

- ¿Fue dolorosa la eutanasia?

- Se siente como intoxicación que pasa muy rápido, se te cierra la garganta y todo se pone oscuro. Estuve consciente en todo ese proceso, son cambios muy rápidos. Es aquí cuando uno debe de dejarse llevar y flotar. Los guías de luz te acompañan y te susurran al oído que así lo hagas, su energía comienza a abrazarte para que no sientas que caigas al vacío. El Ángel de la Muerte fue muy amoroso conmigo, lo sentí muy poderoso, sólido, gentil y luminoso. Su presencia fue una de las partes más hermosas de esa transición, y todavía lo recuerdo con agradecimiento. Su presencia es como un gran imán, y si uno puede fluir, entonces no hay miedo ni resistencia y puedes verle tal cual es. Su presencia es muy potente. (…)

Creo que la muerte podría ser muy difícil si uno lucha en contra, intentando quedarse. No dudo que haya quienes lo hagan así, especialmente entre los humanos. La gente tiene miedo a la muerte porque también tiene miedo a la vida. Es así de simple. Confiar es muy, muy importante cuando uno agoniza y trasciende. No hay nada más que uno pueda hacer mas que dejarse llevar, hay que abandonarse al proceso como si fuese un gran tobogán.

¿Puede uno resistirse a la caída de un gran tobogán? Puedes intentar detenerte con las uñas, gritar, enojarte, patalear, y entonces solo vivirás ese enojo y esa frustración. No entiendo porqué lo quieren hacer tan complicado, además es muy rápido y luego llegas a este lugar tan bonito. ¿Qué habría que temer? Cuando sienten miedo los humanos es que están llenos de cajones secretos con sorpresas. De este lado del velo ya no se pueden ocultar las sorpresas, así que yo diría que se tienen miedo a sí mismos. Pero yo siempre fui honesta, clara, hice en la tierra lo que me tocaba hacer. Amé al 100% y fui muy buena cazadora, así que no hay nada que lamentar por mi parte.

- (Y finaliza su reflexión)… Ahora bien… la vida toda es también un tobogán. Pasan cosas todo el tiempo y de la misma forma que hay que sentir una profunda confianza en la agonía y muerte, también hay que hacerlo en la vida. Solo fluir, seguir y disfrutar todo lo que llegue… pero los humanos son malísimos haciendo eso y por ello siento mucha compasión por ustedes. Pueden volver todo taaan complicado… …en la muerte hay un descanso de toda esa resistencia, al final, nada puede detener el morir, y tarde o temprano tendrán que dejarse fluir.


Si se ha optado por una eutanasia, recomiendo generar un espacio y un tiempo especiales dentro de nosotros: PAZ, equilibrio, aceptación y amor. Al rezar, se recomienda acompañar al espíritu del animal en su recorrido ascendente durante al menos 2 horas después de que se ha detenido el corazón.

Ya que la conciencia del animal ha de salir de todos los aspectos físicos, emocionales, mentales y energéticos del cuerpo en esta dimensión, también es recomendable dejar el cuerpo en reposo al menos 6 horas (o toda la noche) después de que ha parado el corazón, así permitimos que esa retirada de la conciencia se haga sin ser disturbada.

Oh Ala esto tenga sentido.

Mecha  2017 
                 
           Resultado de imagen para muerte de mascotas

miércoles, 14 de junio de 2017

martes, 6 de junio de 2017

AL MORIR UN HOMBRE MUY RICO, HIZO 3 PEDIDOS:




1) Que su ataúd fuese cargado por los mejores médicos de la época.

2) Que los tesoros que tenia, fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.

3) Que sus manos quedaran en el aire fuera del ataúd a la vista de todos.
Alguien asombrado le pregunto cuales eran sus razones?


El explico:

1) Quiero que los mas eminentes médicos carguen mi ataúd, 
para demostrar que ellos NO tienen ante la muerte el poder de curar.

2) Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros, para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí se quedan.

3) Quiero que mis manos queden descubiertas fuera del ataúd, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, 
y con las manos vacías partimos, al morir nada material te llevas...

"EL TIEMPO" es el tesoro mas valioso que tenemos, podemos producir mas dinero, pero no mas tiempo...!
EL MEJOR REGALO que le puedes dar a alguien es TU TIEMPO
                                             La imagen puede contener: 7 personas, personas de pie y exterior